El Impacto Mariposa en la Comunicación Empresarial

Cuando me puse a pensar en el nombre de mi marca,  Impacto Mariposa,  www.impactomariposacomunicacion.com, pensaba que estas dos palabras eran lo que más definía la personalidad de la Consultoría: no hay que hacer grandes acciones para darse a conocer, sólo buscar un punto de inflexión para, con pequeños hechos, proyectar la imagen deseada.  Ante todo, hay que estudiar la empresa para saber qué, dónde, por qué y por último, decidir el cómo.  Analizar la competencia, el público objetivo, el objetivo de la empresa, la misión, la visión, los valores, el posicionamiento… segmentar y concretar a dónde se quiere ir y qué se quiere hacer. En definitiva, definir una Estrategia.Estrategia de Comunicación Impacto Mariposa

Una vez tienes toda la información, se concreta en una realidad y se apunta certeramente, con eficiencia y eficacia. El simple aleteo de una mariposa puede generar un impacto multiplicador en la otra parte del mundo, la conocida teoría del efecto mariposa aplicada a la comunicación. Y hoy en día, en la llamada Era Digital, esta frase toma mucha más fuerza.

Mariposeando por la Red, he encontrado un artículo de Gustavo Manrique Salas con el que Impacto Mariposa se siente totalmente identificada.  Ante todo una empresa tiene que tener una Estrategia de Comunicación, tanto interna como externa, para el desarrollo y futuro de su negocio. La gestión de su cultura corporativa, los valores y relaciones con los diferentes públicos tanto internos como externos, es lo que diferencia a una empresa de otra, con los mismos recursos y productos. Y muchas veces, esto está basado en pequeños detalles que pueden generar un impacto y un cambio tanto en su identidad corporativa como en su imagen de cara al exterior:

“En las organizaciones y en su entorno se producen muchos “aleteos de mariposas” sin que los directivos se preocupen por el impacto que tienen estas fuerzas, aparentemente poco trascendentes, pero capaces de generar un impacto severo en la organización en el medio y largo plazo. De hecho, el “efecto mariposa” se puede ver a cada momento en las empresas: ¿Qué impacto puede generar la mala actitud de un colaborador?. ¿Provoca el buen ejemplo de un líder un impacto positivo en su cultura corporativa?. ¿Una palmada en la espalda del jefe a sus colaboradores puede promover la motivación del equipo?. ¿La comunicación oportuna puede cambiar favorablemente los resultados de su negocio?. ¿La gestión permanente y continuada de la reputación produce dividendos?. (…) Es conocido (o debería serlo) que el plan de negocios debe estar acompañado de una consistente estrategia de Comunicación (interna y externa) y una adecuada gestión de la cultura corporativa. Como dice un buen amigo: “No sólo es importante preocuparse por los productos que fabrica la empresa, también hay que ocuparse de la empresa que fabrica los productos“. El “efecto mariposa” parece estar siempre presente y, si ello es así, el desafío estaría en aprovechar sus fuerzas y valorar lo que otros no ven para apuntalar el crecimiento.”

Todos los organismos están constituidos por pequeñas cosas que conforman un todo. De la naturaleza de ellas dependerá el resultado y el ser del mismo.

Si deseas leer el artículo completo de Gustavo Manrique Salas, aquí te dejo el link

El efecto mariposa en las empresas « Competitividad responsable.