La identidad corporativa: más allá del diseño del Logo

Generalmente, la Identidad Corporativa se relaciona directamente con el Diseño del Logotipo y papelería corporativa, pero ésta va mucho más allá. En esta entrada intentaremos exponer la importancia de la creación de una Identidad Corporativa unificada basada en una Estrategia de Comunicación  Empresarial, que refleje la personalidad de la empresa.

Una marca, diferentes  valores
Cada marca refleja unos valores diferenciadores

La Identidad Corporativa en un principio  se crea a través de la Estrategia de Comunicación Interna, para repercutir directamente en la Estrategia de Comunicación Externa, ya que, de cara al público, será la Imagen Corporativa de la Empresa.

Como ya comentamos en el post “Comunicación Interna, la casa por los cimientos” La Identidad Corporativa no se limita sólo a la creación del nombre y Logo de la empresa. El diseño gráfico del nombre de nuestra empresa es muy importante. Tiene que reflejar qué es la empresa, a qué público se dirige, y qué quiere representar de cara a la sociedad. Pero muchas veces este diseño se puede cambiar, puede hacerse un restyling para modernizarlo, siempre guardando la esencia de la empresa, su verdadera identidad.

Y ¿qué es exactamente la esencia de la empresa? Son los valores por las que se rige, la misión u objetivo por el que ha nacido y se desarrolla y su visión, a donde quiere llegar. Es la cultura de la empresa que la diferencia de la competencia, su forma de comunicarse  con los diferentes públicos tanto internos (empleados y directivos), como externos (clientes, medios de comunicación, instituciones,…)

Antes del diseño propiamente dicho del naming hay que definir un mensaje que represente esa esencia de la empresa. Mensaje que será el que unificará su imagen corporativa en todas las facetas de comunicación: empleados- directivos, empleados-clientes, publicidad, RRPP, contenido en los diferentes formatos y canales de comunicación de la empresa (web, blog, revista corporativa,…), acciones de marketing.  Es decir, lanzar siempre una comunicación unificada que refuerce y distinga a la empresa por su personalidad diferenciadora.

Esto se desarrolla a través del Branding o desarrollo de marca como el total del valor de una empresa, teniendo en cuenta aspectos tales como sus productos, servicios, empleados, publicidad y comunicación exterior, posicionamiento y cultura de la empresa. Con un mensaje unificado y diferenciado del resto, en todas las áreas en las que la empresa se comunica, se crea un identificación de marca, una personalidad con la que se sienten identificados y reflejados los diferentes públicos, tanto la propia empresa como sus clientes potenciales.