Bienvenido 2012: deseos, proyectos, ilusiones y propósitos en la empresa

Lo sentimos de corazón. iMariposeando ha recibido bastantes visitas en el post “Vuelta de vacaciones: proyectos, ilusión y cambios en la empresa” y nos hemos dado cuenta que no hemos felicitado la entrada de año desde el Blog. Ya se sabe, en casa del herrero, cuchillo de palo. Así que ¡Bienvenido 2012!!!

Y es que los propósitos que planteamos en el mes de septiembre son totalmente extrapolables a este nuevo año. Dejamos atrás  los típicos y tópicos de dejar de fumar (a la larga lo dejaremos casi por motivos económicos más que de salud), ir al gimnasio (haremos alguna que otra carrerita al aire libre, cuando vayamos a recoger a los niños al cole) y organizarnos mejor (ya que, por lo que se pronostica, tendremos todo el tiempo del mundo para hacerlo ;)).

Bromas a parte, aunque el panorama económico parece que no está de parte de la empresa no hay que dejarse abatir. Al contrario, hay que estrujarse el ingenio para innovar, diferenciarse, proponerse objetivos, buscar nuevos mercados, especializarse, analizar qué es lo que te hace diferente. Estar preparados para cuando salgan los primeros rayos de sol… e ir a por todas!

En estos momentos de crisis es cuando nos tenemos que plantear que es lo que puede ofrecer nuestra empresa al cliente-consumidor que no le pueda ofrecer la competencia. Puede ser un producto, pero también el trato,  su comunicación, el personal que trabaja en ella, su personalidad. Valores de la empresa que hoy en día van tomando relevancia, ya que necesitamos confiar en las marcas y notar que detrás de ellas se encuentran personas, igual que nosotros. Identificarnos con ellas. Profesionales eficientes y eficaces que ofrecen, pero también que escuchan y solucionan.

Y para ello hay que dar a conocer la marca y posicionarla. Definir cual es su personalidad y dónde quiere llegar. Estar donde están los presentes y futuros clientes. Crear una comunicación fluida y generar notoriedad de marca. No pienses que eres pequeño y no puedes competir. Se puede. Pero si no se sabe que existes, difícilmente llegarán a tí. Comunícate.

Como decíamos en el anterior post “este año algo tiene que cambiar” (para mejor). Un año de proyectos e ilusiones en el que se hacen realidad, pero con nuestro esfuerzo, provocando los cambios, generando valor. Un año 2012 donde los deseos se cumplen, porque trabajamos en ellos. No hay límites, sólo los de tu innovación.

Desde Impacto Mariposa Comunicación os deseamos un año 2012 de deseos cumplidos.

Un abrazo a todos.